Buscar

Quiero ser donante de semen

Donante de semen y su congelacion

El donante de semen y su donación es algo fundamental para las clínicas de reproducción asistida como IREMA, por lo que, como te puedes imaginar, se aborda con el máximo rigor. Al fin y al cabo, el banco de semen ofrece soluciones a distintas problemáticas relacionadas con las dificultades para tener descendencia sana a partir del coito.

Los requisitos de los donantes de semen

No todas las personas están en condiciones de ser donantes de semen. Así que presta atención a los requisitos exigibles para para poder participar en nuestro programa del banco de semen:

Mayoría de edad (sin haber superado los 39 años).

Estar sano psíquica y físicamente.

No tener antecedentes familiares de enfermedades graves o crónicas hereditarias ni de anomalías congénitas.

Que los análisis sanguíneos y las pruebas del semen no detecten enfermedades que invaliden la condición de donante.

Las fases de la donación de semen

Por otro lado, el proceso de la donación de semen comporta una serie de etapas, que serían las siguientes:

1. Apertura y registro del historial clínico del donante.

2. Exploración física andrológica destinada a la detección de patologías genitourinarias.

3. Estudio de la calidad del semen y de su cultivo orientado al descarte de infecciones.

4. Realización de un análisis de sangre.

5. Obtención de la muestra de semen en las instalaciones de la clínica (es preciso haber mantenido una abstinencia sexual previa a la recogida de entre tres y cinco días).

6. Almacenamiento de la muestra en el banco de semen .

7. Repetición de la donación con una periodicidad determinada y durante un tiempo variable (por ejemplo, una vez a la semana y a lo largo de tres o cuatro meses).

Por último, has de tener en cuenta que la donación ha de ser completamente anónima para padres e hijos.

¿Quiénes son los beneficiarios de una donación de semen?

En primer lugar, podemos considerar que el mismo donante es el primer beneficiado al participar en este proceso. No en vano, su acción voluntaria, altruista y solidaria ya es un bien en sí misma. Básicamente, el donante de semen ayudará a otras personas a conseguir su sueño de ser madres y padres. También hemos de señalar que, en virtud de las recomendaciones establecidas por la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad fija una compensación económica para gratificar al donante y aliviar las molestias que le pueda ocasionar su colaboración. Por último, el hecho de ser aceptado como donante te proporcionará una información relevante relativa a la calidad de tu semen.

Por otro lado, la donación de semen va a poder ayudar en todos estos casos:

– Parejas heterosexuales en las que el varón es incapaz de generar espermatozoides o produce pocos o de baja calidad.

– Madres solteras.

– Errores continuados en los métodos de reproducción asistida en los que se hace uso de semen de la pareja (en especial, si hay una evaluación que indique que el semen es el factor de infertilidad).

– Posibilidad de transmisión de alteraciones genéticas (que no pueden evitarse mediante la utilización del diagnóstico genético preimplantacional) por parte del padre.

¿Quieres mas Información o pedir una cita?