Claves de la inseminación artificial

0 Flares 0 Flares ×

Te contamos las claves de la inseminación artificial

La inseminación artificial es una técnica médica de reproducción asistida que se utiliza, básicamente, cuando una pareja, por dificultades asociadas a la infertilidad, no es capaz de tener descendencia mediante las relaciones sexuales al uso, o bien en mujeres sin pareja masculina. Desde centros médicos como la Clínica IREMA ponemos todos los medios para que las causas de infertilidad no supongan un impedimento para producir un embarazo.

Inseminación Artificial
Inseminación Artificial

¿En qué consiste la inseminación artificial?

Vamos a empezar por una definición que deje claro el tema que estamos tratando. A grandes rasgos, para los casos de infertilidad avanzados, la inseminación artificial implica el depósito de los espermatozoides, los cuales se han recogido y transportado mediante técnicas e instrumentos especializados, en el útero.

De esta manera, se pretende emular la entrada de los espermatozoides en el útero mediante la copulación, la cual había resultado infructuosa, y conseguir así el inicio de la gestación.

Tipos de inseminación artificial

Básicamente, hay dos clases de inseminación artificial, los cuales te vamos a describir en los siguientes subapartados. En ambos casos, se trata de controlar exhaustivamente el ciclo menstrual de la mujer, de forma que se deposita el semen en el útero, a través de la vagina cuando se libera el óvulo. Existen, por otra parte, procedimientos más complejos y con todavía más posibilidades de éxito, los cuales se emplean en circunstancias de gestación más difíciles.

Inseminación artificial con semen del cónyuge (IAC)

Esta modalidad se pone en práctica cuando el semen de la pareja es apto para procrear, pero, sin embargo, hay algún inconveniente fisiológico, tanto de la mujer como del hombre, que imposibilita que la gestación se produzca a partir del coito.

Las causas que pueden impulsar a recurrir a la IAC son las siguientes:

– Complicaciones para el depósito del semen en la vagina.

– Esterilidad de origen cervical, por causas genéticas, derivada de disfunciones ovulatorias o sin causa aparente.

– Alteraciones del seminograma.

En cuanto al proceso de la IAC, has de tener en cuenta que se van a seguir estas fases. Toma nota:

1. Control y estimulación de la ovulación (ciclo menstrual espontáneo o provocado).

2. Decisión del momento de la inseminación.

3. Consecución (por la vía de la masturbación) del semen y preparación de este.

4. Inseminación.

5. Apoyo a la fase lútea.

6. Comunicación del diagnóstico de embarazo.

Inseminación artificial con semen de donante (IAD)

Recurrimos a esta vía de gestación asistida en diferentes casos: muy mala calidad seminal, para evitar transmisión de enfermedades hereditarias, en parejas de mujeres y en madres solteras.

Al margen del cambio efectuado en la obtención del semen, el resto de pasos del proceso de inseminación artificial coincide con los de la IAC.

Antes de realizar este tipo de tratamiento, hemos de descartar la existencia de infertilidad femenina en la mujer. Además, hay que tener en cuenta que la donación es totalmente anónima en nuestro país, y que los donantes son seleccionados tras pasar unos rigurosos controles.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 0 Flares ×
Written by: administrador