0 Flares 0 Flares ×

Clínica de fertilidad Irema – En 2020 el cáncer de mama se convirtió en la principal causa de cáncer de todo el mundo (ABC, 2020). Este tipo de cáncer es más frecuente en mujeres que en hombres.

Son muchas las mujeres que se replantean ser madres después de haber pasado un cáncer de mama. Aunque a veces no es fácil, puesto que algunos tratamientos para el cáncer de mama pueden afectar a la fertilidad de la mujer, como es el caso de la quimioterapia o la radioterapia, las cuales pueden dañar los ovarios. 

Por ello, como clínica de fertilidad, consideramos que es muy importante que las mujeres que son diagnosticadas con este tipo de cáncer puedan preservar su fertilidad antes de someterse a tratamientos que disminuyan su capacidad reproductiva.

 

Clínica de fertilidad contra el cáncer de mama

Existen alternativas desde una Clínica de fertilidad

Una de las técnicas especializadas en preservar la fertilidad de las mujeres es la vitrificación de ovocitos. Esta técnica consiste en la congelación ultrarrápida de los óvulos, la cual impide la formación de cristales de hielo que dañarían la célula en la congelación convencional. Permite unas tasas de supervivencia de los ovocitos a la descongelación del 82-96% con una tasa de fertilización posterior del 75-90% y una tasa de implantación del 32-55%.

Cada paciente es un mundo. Por ello, estudiamos de forma individualizada a todas las personas que deciden someterse a uno de estos tratamientos. Pero, es muy importante que la mujer se encuentre en una etapa temprana del cáncer de mama.

Las fases que componen la vitrificación de ovocitos en nuestra clínica de fertilidad son las siguientes fases:

1- Primeramente se realiza una consulta informativa en la que se da toda la información a la paciente sobre el tratamiento al que se va a someter.

2- Tras la aprobación de la paciente para llevar a cabo esta técnica se lleva a cabo un estudio individualizado de la mujer, y así conocer su reserva ovárica y su estado de salud general. 

3- Entonces se somete a esta a una estimulación ovárica con hormonas, la cual estimulará el crecimiento de los folículos ováricos.  

4- Cuando haya pasado el tiempo estipulado se realizará una punción ovárica controlada por un equipo especializado. 

5- Y ya entonces, se realizará la vitrificación de los ovocitos obtenidos. 

Estos óvulos se almacenarán en nitrógeno líquido y a temperaturas muy bajas, pudiéndose desvitrificar y utilizar cuando la mujer decida buscar el embarazo. Entonces, se descongelarán y se fecundarán los espermatozoides que la paciente decida desde nuestra clínica de fertilidad.

Hay que tener en cuenta que las posibilidades de éxito van a depender fundamentalmente de la edad de la paciente y del estado de sus ovarios.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 0 Flares ×