Selección de espermatozoides mediante la técnica PICSI

0 Flares 0 Flares ×

PICSI_IREMA

PICSI

Siempre se habla de nuestra media naranja o cómo encontrar a la pareja ideal. En el mundo de la genética y reproducción también existe algo similar. Que se produzca un embarazo parece cosa sencilla. Sin embargo, en la práctica -y esto lo saben las parejas que llevan años intentando ser padres- lograr el milagro no es tan fácil. Óvulo y espermatozoide deben coincidir durante un ciclo fértil y, además, el espermatozoide debe fecundar dicho óvulo. Pero, en este proceso, hay una pluralidad de variantes que juegan un papel protagonista y pueden beneficiar o, incluso, impedir el embarazo. En Clinica IREMA empleamos una novedosa técnica de fecundación in vitro, la llamada PICSI, que ofrece muy buenos resultados cuando la naturaleza y otras técnicas no nos están ayudando a ser padres.

¿Qué es la técnica PICSI?

Se trata de unas de las técnicas más innovadoras en materia de fecundación in vitro. Consiste precisamente en escoger los mejores espermatozoides, que son más aptos y también compatibles con el óvulo al que han de fecundar. De esta forma, las probabilidades de éxito se multiplican. El éxito reside en que es común combinar la técnica PICSI con la selección por MACS, la cual consiste en escoger los espermatozoides con menores alteraciones en el ADN y no apoptóticos.

La técnica PICSI es conocida también como Inyección Fisiológica de Espermatozoides. Consiste en seleccionar los espermatozoides en función de la afinidad con las células de la granulosa, que son las células que rodean al óvulo. Unos receptores situados en la membrana celular contribuyen a que espermatozoides y óvulo sean afines. Con este procedimiento, se identifican y se seleccionan los espermatozoides más compatibles y fuertes.

Cómo se realiza la técnica PICSI

En esta práctica se utiliza un cultivo especial de gel rico en ácido hialurónico, en el cual se introducirá el semen. Cuando los espermatozoides se han adherido a estas moléculas del gel, se pueden identificar mejor al microscopio. Este cultivo produce cambios en la movilidad del esperma. La movilidad y morfología serán las características que permitan saber cuáles son los espermatozoides más preparados.

Esta selección fisiológica es una evolución de la técnica ICSI, que se mejora, y el resultado está remitiendo a un mayor porcentaje de éxito en los tratamientos de fecundación.

Pero el PICSI no solo favorece la fecundación, sino que también reduce las probabilidades de aborto.

En qué casos se aplica la técnica PICSI

La técnica PICSI está indicada para la fecundación in vitro en cuatro situaciones:

  • cuando la calidad del semen es baja
  • en parejas que han sufridos abortos reiterados
  • en parejas que llevan tiempo intentando ser padres con ciclos fallidos de fecundación in vitro
  • cuando los embriones son de mala calidad

La razón de que este método permita saber qué espermatozoides son más aptos radica en que solamente los espermatozoides que están maduros se pegan al gel de ácido hialurónico. Además, las células que rodean al óvulo están compuestas, en gran parte, de ácido hialurónico.

Esta novedosa técnica, combinada con otras, está ayudando a muchas parejas, que desean ser padres y, por diferentes cuestiones médicas, no han podido obtener un embarazo de forma natural a cumplir su sueño. Ofrece una opción más para quienes no están dispuestos a renunciar a la maternidad y paternidad. Afortunadamente, las técnicas de reproducción asistida son cada vez más avanzadas y las nuevas tecnologías y los conocimientos científicos permiten lograr el milagro de la vida en la mayoría de los casos.

En la Clínica IREMA se viene aplicando la técnica PICSI con muy buenos resultados. En la clínica contamos con excelentes profesionales expertos en técnicas de fecundación in vitro y las tecnologías más nuevas.

Si deseas más información técnica sobre esta técnica, pincha Aquí

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 0 Flares ×
Written by: administrador