Técnica IMSI

También conocida como Super ICSI

La técnica de IMSI o Super ICSI

Con este microscopio se seleccionan no sólo parámetros morfológicos externos como se venía haciendo hasta ahora con la técnica de ICSI, sino que además permite visualizar orgánulos intracelulares, tales como las vacuolas, las cuales influyen negativamente sobre la cromatina, provocando su desestabilización.

Mediante la utilización del IMSI se consigue:

Mejorar notablemente las tasas de implantación, y está indicado en los siguientes casos:

  • En varones cuya calidad morfológica espermática es muy baja.
  • En varones cuyo esperma haya sido obtenido de tejido testicular.
  • En varones con alteraciones patológicas en las células espermáticas: DNA fragmentado y FISH patológico.
  • En parejas con tratamientos previos de ICSI con repetidos fallos de implantación.

¿Cuándo está indicado un IMSI?

En principio, esta técnica está pensada para cualquiera que vaya a ser sometida a un ciclo de fecundación in vitro con microinyección espermática (ICSI) pero con especial atención en parejas con muestras de semen oligo-terato-astenozoospermicas, y en aquellas pacientes con fallos previos en una FIV.

El IMSI puede complementar al MACS en caso de infertilidad masculina severa, ya que esta última selecciona los espermatozoides sin la presencia de marcadores en la membrana que nos indiquen alguna alteración en el espermatozoide y el IMSI hace una selección de los que son morfológicamente mejores para la fecundación.

OTRAS TÉCNICAS